LAPIDACIÓN EN LA VIDA DE BRIAN

 

   

Vender barbas de contrabando parece ridículo, pero se trata de un oficio con bastante sentido en el año 37 d. C. Son muchas las mujeres que, poniendo voz grave y armadas con piedras puntiagudas, se ocultan bajo pelo postizo para lapidar a un hombre condenado por decirle a su esposa que “ese pescado era digno de Jehová”. Es decir, por blasfemar en nombre de Dios. “¡Ella! ¡Ella! ¡Ella!”, responden en grupo al ser preguntadas por quién lanzó una piedra antes de tiempo, olvidándose de poner voz grave. “¡Él! ¡Él! ¡Él!”, corrigen inmediatamente. Como era de esperar, al final las piedras encuentran otro objetivo más apropiado.

Aquí tienes también otra de las escenas más conocidas de la película: Pijus Maximus.

Hay tantos y tantos recuerdos míticos de los 80 y 90 que podríamos estar emitiendo vídeos sin parar. Comparte con nosotros una selección de vídeos de esas series, películas, programas, dibujos, anuncios, música, cine y momentos que marcaron nuestra infancia.


Compartir:
 

MÁS VÍDEOS QUE TE PUEDEN INTERESAR